llamanos

¿Fauna salvaje en dificultades o muerta?
¿Incendios forestales?
¿Infracciones contra la seguridad ambiental, caza, pesca, vertidos?
¡¡LLÁMANOS!!
112 SOS ARAGÓN

¿Cualquier tema relacionado con el medio ambiente?
Pregunta por nosotros:
Centralita Gobierno de Aragón 976714000
OFICINAS COMARCALES DEPARTAMENTO DR Y SOSTENIBILIDAD


AGENTES FORESTALES

La AAPNA es la asociación profesional de los AGENTES FORESTALES del Gobierno de Aragón

LEY 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

q) AGENTE FORESTAL: Funcionario que ostenta la condición de Agente de la autoridad perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa y con independencia de la denominación corporativa específica, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6º del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

La AAPNA forma parte de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medio Ambientales AEAFMA y de la International Ranger Federation IRF

ÍNDICE DE PÁGINAS DEL BLOG

sábado, 21 de enero de 2017

Detenido un cazador como presunto autor de la muerte de dos agents rurals


Portada A la CartaTelediario
http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/


Resultado de imagen de el periodico de catalunya logo

Un cazador mata a dos agentes rurales y se entrega a la policía en Lleida
  • El autor ha disparado a la cabeza a las dos víctimas con una escopeta para la que no tenía licencia
  • El 'conseller' de Interior asegura que no se trata de un accidente y censura la "intencionalidad clarísima" del detenido


Los Mossos d'Esquadra han detenido este sábado a un cazador como presunto autor de la muerte de dos agentes rurales en Aspa (Segrià). Fuentes de la policía autonómica han explicado que ha sido el propio cazador quien ha alertado al teléfono de emergencias 112 de que había disparado contra dos personas en un campo de la localidad. El hombre, según ha avanzado el 'conseller' de Interior, Jordi Jané, no tenía licencia para usar la escopeta de cartuchos con la que ha cometido el crimen, aunque sí la tenía para utilizar armas de otra tipología.

El arrestado, que pasará a disposición judicial el lunes en Lleida, ha disparado tres tiros hacia la cabeza de los agentes rurales, que han fallecido prácticamente en el acto. Las víctimas son Francesc Xavier Ribas Villa, de 43 años, vecino de Lleida y padre de un niño de 10 años, y David Iglesias, de 39 años, residente en la cercana localidad de Alcoletge (Segrià) y padre, en este caso, de una niña de siete.


La policia autonómica ha recibido el aviso hacia las 11.40 horas, y cuando han llegado al lugar se han encontrado muertos a los agentes. El detenido tiene 28 años, reside en Vacarisses (Vallès Occidental) y se ha entregado voluntariamente. El 'conseller' Jané ha descartado, de manera rotunda, que el suceso haya sido consecuencia de un accidente de caza. "Se trata de un hecho criminal, de un doble homicidio realizado con una intencionalidad clarísima", ha sentenciado el titular de Interior.

El autor iba acompañado de otras tres personas que no han presenciado los disparos pero que poco después, según ha aportado Jané, le han instado a que realizara la llamada al 112. Todos ellos habían llegado a Aspa este sábado, junto con dos acompañantes, para participar en una jornada de caza del tordo en el coto de caza de la localidad.


ESCOPETA DEL CALIBRE 12

El 'conseller' ha lamentado "la intencionalidad" con la que ha actuado el cazador, que sí tenía licencia de tipo D, que permite usar un rifle, pero no la E, obligatoria para utilizar la escopeta Benelli del calibre 12, "de estructura moderna", con la que ha perpetrado el crimen, al parecer apuntando directamente a la cabeza. El responsable de Interior ha explicado que el cazador ha realizado tres disparos (el máximo que permiten las características de esta escopeta). En el pasado sí había tenido el pertinente permiso E, pero nunca lo renovó y acabó caducando. La escopeta, de hecho, había sido de su propiedad, pero la vendió.

"Es la primera vez, en los 30 años de historia que tiene el cuerpo de Agentes Rurales de Catalunya que ocurre un hecho como este", ha apostillado Meritxell Serret, 'consellera' de Agricultura, departamento del que dependen estos especialistas en la vigilancia y cuidado del medio ambiente.

Jané también ha avanzado que tras esta tragedia se estudiarán los protocolos sobre la obtención de los permisos de armas. La escopeta estaba en situación activa, pero a nombre de otra persona. El 'conseller' ha pedido "no criminalizar" al colectivo de los cazadores: "Estaríamos siendo injustos si quisiéramos estigmatizar a todo un colectivo. Centenares de personas salen cada semana a cazar y no pasa nunca nada. No les representa, esto no es fruto de un accidente, sino un acto criminal".

UN RECLAMO TURÍSTICO

El Ayuntamiento de Aspa había abierto hace pocos días un periodo de inscripciones para la caza del tordo en el término municipal.

Todo apunta a que los agentes se habrían acercado al hombre durante un control rutinario. El Àrea d'Investigació Criminal de la Regió Policial de Ponent trabaja en el caso.

La caza del tordo se ha convertido en todo un reclamo turístico para esta localidad, que ofrece la posibilidad de cazar en el municpio por 40 euros. La temporada se abrió el 7 de enero y esta previsto que termine a finales de febrero.

A través de un comunicado, CCOO ha lamentado la muerte de los dos agentes rurales. "Hace 20 años que llevamos advirtiendo de que se podía producir una situación como esta", reporta la nota. Uno de los fallecidos había sido delegado de este sindicato entre los años 2012 y 2014. La otra víctima, asegura el comunicado, era delegado de prevención desde diciembre y estaba destinado a ser el encargado de impulsar el "protocolo contra las amenazas y agresiones que a menudo sufre este cuerpo".


Resultado de imagen de el pais logo


Detenido un cazador por matar a tiros a dos agentes rurales en un control

El hombre, de 28 años, asesinó a los agentes después de que constataran que no tenía el permiso en regla

Un cazador de 28 años ha matado este sábado a tiros a dos agentes rurales durante un control rutinario en un coto de caza de Aspa (Lleida). El hombre había salido a cazar tordos con un grupo de amigos cuando la pareja de agentes les ha sometido a una inspección. Se trataba de comprobar si tenían la documentación en orden y cumplían las normas de seguridad. El cazador no tenía en regla el permiso tipo E, necesario para la clase de arma (una escopeta larga) que estaba usando para cazar pájaros.

No se sabe qué ha ocurrido exactamente a continuación. El caso es que el cazador —español y vecino de Vacarisses (Barcelona)— ha disparado su escopeta contra el cuerpo de los agentes, de 43 y 39 años. Los ha matado en el acto. Poco después, ante la insistencia de sus compañeros de cacería, ha llamado él mismo al 112 y ha explicado los hechos. Los Mossos d’Esquadra han acudido a la zona, han constatado las muertes por arma de fuego y le han detenido.

El doble crimen ha conmocionado a un colectivo que, en Cataluña, integran 500 personas. Durante las casi tres décadas de existencia del cuerpo, algunos funcionarios han muerto en acto de servicio. Pero siempre de forma accidental, nunca intencionada. Los agentes, sin embargo, creen que ese día podía llegar en cualquier momento. “Padecemos a menudo amenazas y agresiones. Llevamos años alertando de que esto podía ocurrir”, ha lamentado CC OO, el sindicato al que pertenecían los dos fallecidos. Uno de ellos, de hecho, estaba impulsando un protocolo contra agresiones.


Sin testigos directos

El suceso ha ocurrido sobre las 11.30 en una zona autorizada de caza de Aspa, a 20 kilómetros de la ciudad de Lleida. Hasta allí se ha desplazado, esta tarde, el consejero de Interior de la Generalitat, Jordi Jané. Ha explicado que el homicida tenía caducado el permiso tipo E, aunque tiempo atrás lo había tenido en regla. La escopeta larga también había sido, antes, de su propiedad, aunque ahora figura a nombre de otra persona. “Los Mossos lo están investigando”.

Jané ha precisado que no hay testigos directos de los hechos. Los compañeros del cazador, precisó, no han visto nada. “Es una zona de olivos y estaban separados. Cuando el homicida ha disparado lo ha hecho sin que sus compañeros lo vieran”. El consejero ha asegurado que el cazador se encaró con los agentes cuando le pidieron la licencia. “Ha reaccionado de manera homicida y ha matado a los agentes que le requerían esa información”, ha lamentado.

La consejera de Agricultura, Meritxell Serret, también se ha desplazado a la zona para dar apoyo a “las familias” y a “todo el cuerpo de agentes rurales en este momento tan duro”. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha sumado a las condolencias a través de Twitter.

El suceso ha abierto el debate sobre las armas en un doble sentido. Por un lado, los permisos. El síndic de greuges (el defensor del pueblo catalán), Rafael Ribó, ha anunciado que analizará “los criterios y las formas” que emplea la Guardia Civil —cuerpo competente en la materia— para conceder permisos de armas. En la misma línea, Jané ha dicho que será necesario “analizar cómo están los protocolos” de la Guardia Civil. El doble crimen también ha reavivado un viejo debate abierto entre los agentes rurales sobre si deben llevar armas durante su trabajo (la mayoría de veces no lo hacen). Los sindicatos denuncian que a menudo se producen agresiones, amenazas y situaciones conflictivas con los cazadores. Y que, en más de una ocasión, durante las inspecciones, más de uno “se ha puesto nervioso” y ha encañonado a un agente rural que iba a sancionarle.

No hay comentarios: