llamanos

¿Fauna salvaje en dificultades o muerta?
¿Incendios forestales?
¿Infracciones contra la seguridad ambiental, caza, pesca, vertidos?
¡¡LLÁMANOS!!
112 SOS ARAGÓN

¿Cualquier tema relacionado con el medio ambiente?
Pregunta por nosotros:
Centralita Gobierno de Aragón 976714000
OFICINAS COMARCALES DEPARTAMENTO DR Y SOSTENIBILIDAD


AGENTES FORESTALES

La AAPNA es la asociación profesional de los AGENTES FORESTALES del Gobierno de Aragón

LEY 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

q) AGENTE FORESTAL: Funcionario que ostenta la condición de Agente de la autoridad perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa y con independencia de la denominación corporativa específica, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6º del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

La AAPNA forma parte de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medio Ambientales AEAFMA y de la International Ranger Federation IRF

ÍNDICE DE PÁGINAS DEL BLOG

martes, 13 de octubre de 2015

“No entiendo cómo la gente se pierde, es imposible andar sin ver a alguien”

A Luis Miguel Rubio, agente forestal de Mosqueruela desde el año 2006, la temporada de setas es la que menos le gusta de todo el año.
M. C. A. Teruel 13/10/2015


Diario de Teruel

A Luis Miguel Rubio, agente forestal de Mosqueruela desde el año 2006, la temporada de setas es la que menos le gusta de todo el año. "No es por la cantidad de trabajo, sino por la masificación que hay en el pinar", argumenta. Cuenta que en las 27.000 hectáreas de monte que tiene la localidad es imposible caminar 500 metros sin encontrarte con nadie, aunque sea en el lugar más escondido, por eso le llama mucho la atención "que se pierda tanta gente".



Mosqueruela fue uno de los primeros municipios de la provincia de Teruel en establecer un aprovechamiento micológico regulado. Cuando Rubio comenzó a trabajar como agente de protección de la naturaleza (APN) en el municipio ya había coto. Sin embargo, hasta el año pasado no existía ninguna legislación específica a nivel autonómico que regulara la recogida, tan solo un decreto sobre aprovechamientos de los montes públicos.

Desde el año pasado la normativa está clara y nadie puede recolectar más de tres kilos de setas en las zonas que no están acotadas. Las que tienen establecido el aprovechamiento regulado se rigen por las condiciones que en él figuran. Por ejemplo en Mosqueruela el que se saca el pase tiene derecho a recolectar hasta doce kilos pero para consumo propio, no para la venta.

Entre sus funciones está solicitar el pase a la gente que se encuentra recolectando por el monte. "Muchos no comprenden que tengan que tener un permiso, aunque en los últimos años cada vez hay más gente que lo acepta y lo ve bien", dice. También están los que aún tienen la mentalidad de que el monte es de todos y creen que pueden coger lo que les dé la gana. Y los que recuerdan que los de Teruel también disfrutan de las playas del Levante: "Pues siéntese ahí en ese ribazo y tome todo el sol que quiera, les contesto", dice el forestal.  

Entre sus labores está informar sobre la forma correcta en que se recolectan las setas, el funcionamiento del aprovechamiento y sancionar a aquellas personas que incumplen la normativa. Esta campaña ha puesto pocas multas, pero reconoce que el año pasado, que fue un buen año micológico principalmente en Teruel y hasta aquí se desplazaron aficionados y desaprensivos de diferentes puntos de España, llegó a poner 24 denuncias en una mañana. "Cuando hay tanta gente no das abasto, estás hablando con unos y te pasan diez por delante", manifesta.

Pese a que la receptividad de la gente sobre el aprovechamiento regulado es cada vez mayor, en torno a la mitad de los aficionados que visitan los montes de Mosqueruela no lo hacen con el pase necesario para ello.

Mil pases al día

En la localidad se pueden comercializar un máximo de mil permisos diarios y, sin embargo, el agente de protección de la naturaleza calcula que hay días en los que la afluencia de público puede llegar a las 5.000 personas.

Otra de sus ocupaciones es ayudar a la Guardia Civil a buscar a los que se pierden por el monte. Muchas veces la benemérita pide ayuda a los forestales porque conocen los pinares al milímetro y son los que mejor se orientan en ellos. También colabora con ellos la agrupación de voluntarios de protección civil de Mosqueruela, que cada año tiene que hacer varias salidas.

En este sentido Luis Miguel Rubio se muestra un tanto crítico con respecto al comportamiento de algunos de los que se pierden, ya que precisa que hay veces que llaman al 112 sin intentar localizar un lugar para orientarse. El forestal recuerda que hasta hace algunos años los vecinos del pueblo enseguida se movilizaban cuando alguien se perdía, pero ahora apenas colaboran porque creen que en muchos casos hay un alarmismo injustificado.

Otro de los problemas que genera la afluencia masiva de personas en los montes turolenses es la suciedad que algunos de ellos dejan en medio del pinar. En este sentido, precisa que cuando acaba la campaña el Ayuntamiento contrata brigadas de limpieza y que también los agentes forestales eliminan lo que se encuentran cuando realizan labores anti incendios.

No hay comentarios: