llamanos

¿Fauna salvaje en dificultades o muerta?
¿Incendios forestales?
¿Infracciones contra la seguridad ambiental, caza, pesca, vertidos?
¡¡LLÁMANOS!!
112 SOS ARAGÓN

¿Cualquier tema relacionado con el medio ambiente?
Pregunta por nosotros:
Centralita Gobierno de Aragón 976714000
OFICINAS COMARCALES DEPARTAMENTO DR Y SOSTENIBILIDAD


AGENTES FORESTALES

La AAPNA es la asociación profesional de los AGENTES FORESTALES del Gobierno de Aragón

LEY 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

q) AGENTE FORESTAL: Funcionario que ostenta la condición de Agente de la autoridad perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa y con independencia de la denominación corporativa específica, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6º del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

La AAPNA forma parte de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medio Ambientales AEAFMA y de la International Ranger Federation IRF

ÍNDICE DE PÁGINAS DEL BLOG

viernes, 6 de junio de 2014

Paso atrás en el coto de Mequinenza


La DGA tiene que modificar dos artículos de la Ley de Pesca, ya que actualmente no permite acotar todo un embalse

ZARAGOZA. Los detractores del proyecto de convertir todo el litoral del ‘Mar de Aragón’ en un coto de pesca han ganado una batalla, aunque la guerra todavía no está definitivamente decidida.
Cuando parecía que, después de una tortuosa elaboración de más de dos años, todo estaba listo por fin para su puesta en funcionamiento a principios de este año, el proyecto se atascó tras el periodo de alegaciones, y ahora el Ejecutivo aragonés asume que tiene que cambiar la Ley de Pesca si quiere seguir adelante.
El informe elaborado por los servicios jurídicos de la DGA dicta que para llevar adelante el proyecto de la Federación Aragonesa de Pesca y Casting (Fapyc) –auspiciado por la Dirección General de Conservación del Medio Natural– es necesario modificar un par de artículos de la Ley de Pesca, porque la actual no permite acotar todo un embalse.
La Dirección General, a cargo de Pablo Munilla, aseguró a este periódico que se haría esta modificación de la ley, si bien reconoció «inevitablemente se va a retrasar la puesta en  marcha del coto, en caso de que definitivamente se apruebe». A menos de un año de las elecciones municipales y autonómicas de 2015, todo apunta a que el proyecto quede finalmente relegado para la siguiente legislatura.
No obstante, diversas fuentes federativas corroboraron que la Dirección de Medio Natural les
había asegurado que «no da el proyecto por finiquitado» y ya está trabajando en un borrador de reforma de la Ley de Pesca a este fin. El problema es que el tiempo que queda antes de la campaña electoral –cuando la actividad institucional se reduce a mínimos porque los políticos centran su dedicación en sus respectivos partidos– prácticamente no da de sí para toda la tramitación administrativa pendiente.
El presidente de la Fapyc, Norberto Royo, desgastado por todos los obstáculos que ha tenido que superar y el esfuerzo personal que ha tenido que dedicar a este proyecto, se mostró a estas alturas escéptico respecto a una eventual solución, pero declinó hacer cualquier declaración hasta que no le comuniquen oficialmente su forzosa paralización temporal para modificar la Ley de Pesca.
La vulneración de la vigente Ley de Pesca o su reglamento en caso de acotar todo el embalse ya fue apercibida por algunos de los colectivos que, en su día, presentaron alegaciones al proyecto. Entre otras objeciones, la Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza de Aragón (Aapna), advirtió de la posible vulneración del reglamento de
Pesca, así como de la Ley de Contratos del Estado y la Ley de Defensa de la Competencia, amén de defectos formales, carencias y fallos en el contenido del proyecto.
Asimismo, entre los colectivos ecologistas, Ríos con Vida y Unipesca alegaron que el proyecto de Mequinenza vulneraría entre otros preceptos el propio ordenamiento
aragonés de pesca, al crear un nuevo tipo de coto no previsto en la normativa y desproporcionado en relación a cualquier otro coto deportivo. Y señalaron «incongruencias» como «la pretensión de que dos personas vigilen una ribera tan larga como la distancia entre Zaragoza y Santander».

JAVIER BENITO

PARA AMPLIAR: CLIC CON EL BOTÓN DERECHO DEL RATÓN SOBRE LA IMAGEN Y ABRIR EN OTRA PESTAÑA

No hay comentarios: